jueves, 3 de marzo de 2011

Roots - Primer revista de reggae - PRIMERA EDICION

  • En este numero....


    Entrevista exclusiva: Soldiers Of Jah Army

    Los soldados del ejército de Dios quieren cambiar el mundo a partir de su mensaje y sus sonidos. Desde los Estados Unidos, vienen abriéndose paso por el Caribe, Latinoamérica y Europa volviendo al reggae roots, aunque con un estilo muy particular, que comenzó muy tradicional y en el que hoy se destacan los vientos y los arreglos rockeros. Nacidos en la actual Babilonia, buscan traer la paz en un planeta lleno de guerras, pidiéndoles a los habitantes de la Tierra que se vuelvan más sabios e inteligentes.
  • Alpha Blondy en Argentina

    Boquiabierto. Es el adjetivo calificativo que mejor definía la cara de este cronista aquella noche fría. Después de una larga espera entre los shows teloneros y el plato principal, la joven versión de The Solar System arrancó con una probadita, una introducción a lo que sería un concierto sublime. Luego, una voz se escuchó. Sin entender las palabras de su idioma nativo, -el dioula- el público clamó por el cantante marfileño. Muy de a poco, el relato fue dando pistas: Jerusalem abría la catarata de éxitos. Una vez más, el Luna Park albergaba a la familia del reggae, desde los más antiguos seguidores hasta los más jóvenes. Alpha Blondy lleva casi 30 años en los escenarios llevando el sentimiento de África por todo el mundo. Presentando su decimo octavo disco Jah victory, Seydou Koné -su nombre de pila- hizo saltar y bailar a más de 5 mil espectadores.
  • Disco del mes: Anthem de Black Uhuru

    Anthem es considerado uno de los discos bisagra en la historia del reggae roots porque fue el primer LP del género en recibir un premio Grammy, en 1984. La obtención de uno de los galardones más prestigiosos de la industria musical, permitió que Black Uhuru rompa las barreras del ghetto y alcance un merecido reconocimiento a nivel mundial. El equilibrio exacto entre un groove bailable, ameno y contagioso sumado a una lírica que pregonaba un mensaje de paz y esperanza en combinación con los excelentes arreglos vocales crearon una fórmula destinada al éxito.
  • Viento de libertad trae eco de convocatoria

    Los vagones del San Martín se pelan con el sol rioplatense de verano. El tren se va haciendo lío de furgón en sentido a Hurlingam, tierra de profetas perros. Por detrás de las casas bajas y los techos de chapa que presentan a El Palomar, pegadito a las vías, se asoma el Colegio Militar de la Nación. Cafillo violín de generaciones enteras. Paradójicamente, allí. Por el asfalto calladito, donde a la hora de la siesta a veces retumbaba la escalofriante marcha Avenida de las Camelias, hoy contestan los bloques, las cuerdas y la interacción colectiva de una escuela popular de percusión: La Chilinga.




0 comentarios: